Aportamos al mercado inmobiliario datos cartográficos en X, Y, pero también en Z, que dotan de seguridad al sistema, impidiendo la compra o la venta de fincas inexistentes o de características distintas a las reales.