Ipsilum y el IoT y las nuevas tecnologías disruptivas

Como una plataforma que integra Realidad Aumentada, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial mejora la gestión de información geoespacial más allá del GIS.

El Internet of Things (IoT) describe la red de objetos físicos (cosas) que llevan sensores integrados, software y otras tecnologías con el fin de conectar e intercambiar datos con otros dispositivos y sistemas a través de Internet. Estos dispositivos abarcan desde objetos domésticos cotidianos hasta sofisticadas herramientas industriales. Hay múltiples análisis, pero hay discrepancia en el número de dispositivos conectados actualmente, pero se podrían estimar entre unos 7 y 10 mil millones de dispositivos: En lo que todos los estudios coinciden es en su acelerada evolución y que será cada vez más cotidiana y aunque la idea de IoT existe desde hace mucho tiempo, una serie de avances recientes en diversas tecnologías está llevando a su evolución exponencial.

Tecnologías disruptivas

Los componentes principales que la integran son:

Los sensores de bajo consumoenergético y con un coste económico bajo.

La conectividad eficiente de los dispositivos tanto a partir de comunicaciones tipo 5G como  Mobile IoT.

Dado que en el IoT genera datos provenientes millones de sensores, el Big Data ayudará a la toma de decisiones tanto automáticas como asistidas guiadas por personas 

La inteligencia artificial, a través de redes neuronales orientadas al aprendizaje profundo y la inteligencia en enjambre será necesaria para manejar el gran número de dispositivos (cosas) conectados.

Inteligencia Artificial -redes neuronales

La seguridad de los sistemas va a tener cada vez una de las principales preocupaciones para los responsables de implementarlas y es aquí donde La tecnología Blockchain va a cobrar una gran importancia .

La necesidad capacidad de computación  a través de modelos Cloud , “ Fog computing” y “Edge Computing”

La Realidad Aumentada va a permitir superponer y visualizar simultáneamente el entorno y múltiples capas de sensores.

Durante la implementación de la plataforma Ipsilum hemos tenido que ir utilizando cada una de las tecnologías anteriormente mencionadas, nos hemos ido dado cuenta la horizontalidad y la necesidad de integración de todas las tecnologías mencionada. Hemos visto la necesidad de tener una visión global y que una flexibilidad y capacidad adaptación proporcionará grandes posibilidades a partir de una plataforma integradora basada en módulos abiertos como la que estamos desarrollando.

Tecnologías disruptivas

El origen de SRM es el mundo GIS con su epicentro el manejo de datos espaciales. Se ha repetido hasta el aburrimiento el mantra de que un 80% de la información tiene un componente espacial, lo que ponía al GIS como principal, y a veces como único, protagonista de cualquier sistema. La realidad es que ahora hemos tenido que evolucionar para convivir con otras tecnologías lo que nos lleva  integrar esta información almacenada en bases de datos relacionales junto con otro tipo de información, la mayor parte de información manejada en internet, redes sociales, etc que son datos no estructurados que deben que se manejan sobre bases de datos NoSQL  y dando un paso más hacia la descentralización del almacenamiento en la nube en la que cada transacción individual se registra junto con el sello de tiempo, logrando así que los datos estén suficientemente protegidos y no se pueden manipular de ninguna forma, aportando ciberseguridad sobre toda la información a manejar. También se ha evolucionado de sistemas privativos, orgullosos de sus capacidades y creyéndose los únicos players del mercado, centrando su modelo de negocio en el desarrollo de sus plataformas tecnológicas cerradas e no interoperables, pasando por el desprecio a las capacidades de los sistemas open sin darse cuenta que día a día están demostrando que han llegado para quedarse y que el futuro no está en luchar con ellos sino en ser capaces de integrarlos y aportar soluciones  abiertas, que permitan ir adecuándose a las necesidades de la sociedad. Hay que tener presente que cada vez hay un mayor número de investigadores que las usan en su trabajo diario y ellos van a ser los que van a marcar el rumbo del futuro y por ello los equipos de desarrollo deberemos adaptarnos a los nuevos tiempos a un ritmo frenético, el mismo que lo hacen unas tecnologías disruptiva cada vez más interconectadas entre si.

Deja una respuesta