Como están ayudando las soluciones basadas en drones en la prevención y extinción de incendios forestales y su posterior recuperación 

Como están ayudando las soluciones basadas en drones en la prevención y extinción de incendios forestales y su posterior recuperación  

Vuelos infrarrojos en tiempo real que muestran la propagación del fuego. Drones apagafuegos que pueden trabajar en operaciones nocturnas. Los drones ganan protagonismo en la lucha contra esta catástrofe

Son las cinco de la tarde mañana en el Centro de Control de Emergencias y la actividad es frenética. Un UAV está retransmitiendo las primeras imágenes en tiempo real del enorme incendio activo en la zona desde hace una hora. Las imágenes llegan tanto en el espectro visible como en el infrarrojo. Los técnicos de extinción las comparan con vídeos georreferenciados de la zona grabados anteriormente. Ahora tienen que, además de ver la situación del incendio en tiempo real, analizar la información junto con el resto de documentación de toda el área de influencia del incendio. Desde la sequedad del aire, estado de la madera o la previsión meteorológica al número de efectivos humanos disponibles para hacer frente al incendio o distribución de las casas, construcciones y establos por la zona que se puede ver afectada. Toda esta información va a ser necesaria para tomar decisiones tácticas en minutos.

La escena es ficticia, pero refleja el enorme volumen de información que deben de manejar los centros de control en extinción de incendios. Información multimedia, alfanumérica, georreferenciada en tiempo real o grabada con anterioridad.

Hoy, la utilización de drones y otras geotecnologías empieza a ser habitual en la prevención de incendios forestales, aunque todavía minoritaria. Según la página web del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, este cuenta con 73 aeronaves de distintas capacidades de descarga para prevención de incendios; de ellos, solo cuatro son vehículos aéreos no tripulados o drones.

La situación es similar en las comunidades autónomas, aunque los organismos responsables están haciendo un enorme esfuerzo por dotar de medios tecnológicos a las unidades contra los incendios forestales. Pero hay que ser cuidadosos, no toda la tecnología es igual.

Retransmisión de vídeo en tiempo real

Disponer de imágenes en tiempo real es una gran ventaja a la hora tomar decisiones en la extinción de incendios forestales. Los drones o vehículos autónomos no tripulados UAV, por sus siglas en inglés, juegan un papel clave aquí.

Pero no basta con un dron volando con una pequeña cámara. Es importante que los drones sean pilotados por personal profesional, tengan autonomía de vuelo suficiente, alrededor de 150 minutos, y un alcance para volar fuera de la línea de vista de al menos 15 km.

No es lo mismo disponer de streaming de vídeo procedente de un dron, que streaming de vídeo geolocalizado, de modo que a la vez que se reproduce el vídeo vemos en que punto del mapa se encuentra cada punto recorrido -vídeos georreferenciados-.

Sensores

Complementando a otros sensores instalados sobre el terreno, la carga útil o carga de pago de los UAV, drones o RPA incluye diferentes tipos de sensores específicos para la lucha contra incendios, antes, durante el incendio o su restauración posterior. Los más habituales son:

  • Cámaras electro ópticas para captar el espectro visible
  • Cámaras de infrarrojo, que operan en el rango del infrarrojo del espectro electromagnético. Se denominan cámaras IR (infraRed) o también FLIR (Forward Looking InfraRed). Pueden usarse en operaciones nocturnas
  • Sensores termográficos, para medir la temperatura. En formato vídeo o imagen se pueden calibrar para diferentes temperaturas durante la operación
  • Sensor multiespectral
  • Otros, para recoger datos sobre velocidad del viento, humedad, radiación solar...

La principal ventaja de los sensores embarcados es que el dron puede detectar de manera temprana un posible incendio, saber cuándo hay un potencial fuego en un área y, por otro lado, disponer en tiempo real de información de lo que realmente esté sucediendo.

Análisis previos del terreno

Los UAV ya están ayudando a conocer el riesgo de incendio de una zona en función de las condiciones de la vegetación y condiciones meteorológicas, lo que permite tomar decisiones con base en datos cuantificables y precisos. Para estas evaluaciones se utilizan tanto vuelos fotogramétricos, LiDAR, infrarrojo y otros, capaces de realizar cartografía 3D muy precisa y medir índices habituales, como NDVI, SAVI, etc.

Otras ventajas de los vuelos de inspección son el efecto disuasorio para los posibles infractores y la detección de infracciones y delitos en el monte o en medio natural, ya que permiten detectar vehículos y otra maquinaria e identificar a los posibles infractores.

Dron Targus OPV, que puede volar tripulado o en modo RPA

Drones apagafuegos

Los UAV apagafuegos son ya una realidad. Estos aparatos se equipan con retardantes de incendios, agua o sistemas de polvo que se lanzan sobre el área afectada o para crear franjas de seguridad en las que puedan atacar los equipos de emergencia.

Los drones apagafuegos aportan la capacidad de volar de noche, algo que no pueden hacer las aeronaves tradicionales, por la peligrosidad que conlleva.

Estos drones se caracterizan por su capacidad de transportar grandes cantidades de carga de pago, pudiendo llevar cargas superiores a los 600 litros, y su gran autonomía. Estas características suponen un gran avance en la lucha contra incendios y se estima que en el futuro próximo serán este tipo de aeronaves las encargadas de la extinción de los incendios forestales.

Enjambres de drones

Una evolución del apartado anterior, los enjambres de drones o conjunto de aeronaves no tripuladas, que pueden tener diferentes características y cargas de pago y que actúan de forma coordinada. Y aquí está la mayor dificultad, la coordinación de los vuelos de enjambres exige una cuidada planificación y el uso de soluciones de software especializado, que incluye métodos redundantes y seguros de comunicación y establecer diferentes capas de control: planificador de trayectorias, gestor de colisiones, toma de decisiones inteligente...

Es el caso, por ejemplo, de Ipsilum Aerial Solution, un módulo de Ipsilum para empresas que necesitan resolver de forma integral la problemática de planificación y ejecución de vuelos sobre vehículos no tripulados. Ipsilum Aerial Solution permite el seguimiento, gestión y envío de órdenes en remoto a la estación terrestre de control. De esta manera se integra en una misma herramienta la planificación, el seguimiento y el postproceso de misiones para drones. Los usuarios de IAS han alabado las ventajas que les ha supuesto su empleo en misiones cartográficas y de seguridad, entre otras.

Los enjambres de drones se pueden usar en cualquier fase de la lucha contra incendios, desde la prevención con la toma de imágenes a la extinción, usando drones apagafuegos y en la recuperación.

Recuperación post incendio

Las investigaciones para la recuperación de la masa forestal incluyen la evaluación de la capacidad de regeneración de la vegetación tras el incendio. Los drones juegan aquí también un papel importante al poder trabajar con alta resoluciones, aportando información de detalle para entender patrones claves en la conservación del medio forestal.

Conclusiones

No solo es España. Australia, USA, Grecia o Rusia, entre otros muchos, sufren también la tragedia ambiental, social y humana de los grandes incendios forestales, una emergencia global.

Pero los UAV no están solos. Junto con el uso de drones, otras tecnologías son también imprescindibles en la lucha contra incendios: imágenes de satélite, robótica, 5G, Big Data, Inteligencia Artificial... Y eso significa millones de datos que gestionar y analizar.

Toda esta información debe ser capaz de integrarse entre si de forma transparente para los puestos de mando, que necesitan tomar decisiones cada vez más rápido y distribuir la información con el resto de actores involucrados en la extinción, como bomberos, personal sanitario, voluntarios, etc. En SRM Consulting, comprometidos con las tecnologías innovadoras para mejorar nuestro entorno, hemos desarrollado Ipsilum, la plataforma tecnológica en la nube para la gestión y análisis de información geoespacial aporta una solución contrastada a la prevención y extinción de los incendios forestales y dotar a los servicios de emergencias de una innovadora herramienta tecnológica.

¿Hablamos?

En SRM Consulting nos esforzamos cada día para ofrecer soluciones innovadoras a las empresas. Contacta para más información sobre nuestros servicios

Contacto

Ven a vernos, escríbenos o llámanos para cualquier duda o consulta

Dirección:

Calle Musgo, 5; 28023 Madrid (España)

Correo-e:

info@srmconsulting.es

Teléfono:

+34 91 116 06 06

Cargando
El mensaje ha sido enviado. Gracias por contactar