La belleza de los antiguos globos terráqueos artesanales

La belleza de los antiguos globos terráqueos artesanales

¿Sabías que los globos terráqueos que vemos hoy en día son el resultado de siglos de evolución y perfeccionamiento? Antes de que existieran las impresoras 3D, los satélites y los mapas digitales, los artesanos se dedicaban a crear estas esferas que representaban el mundo con sus propias manos.

La palabra globo terráqueo proviene del latín, del vocablo «globus» que quiere decir globo y del vocablo «terra». Es un objeto de forma esférica, sujeto en sus extremos que representa un modelo tridimensional a escala de la Tierra. También son conocidos por los nombres de globo terrestre o geográfico. Esta forma de representación terrestre se visualiza como si la persona estuviera viendo la tierra desde el espacio exterior y es muy utilizado en el campo de la educación. Un globo es la única representación de la Tierra que apenas presenta distorsiones, debido a la forma más o menos esférica de la Tierra.

El globo terráqueo más antiguo que se conserva es el Erdapfel, creado por el cartógrafo alemán Martin Behaim en 1492. El Erdapfel, que significa “manzana de la Tierra” en alemán, es una esfera de lino laminada en dos mitades y reforzada con madera, de 507 milímetros de diámetro con la representación de todas las tierras conocidas hasta entonces; por la fecha construcción es fácil imaginar que quedo obsoleto antes de terminarse. Behaim hizo su globo terráqueo en los meses en que Cristóbal Colón descubrió el Nuevo Mundo.

Erdapfel de Martin Behaim. Germanisches Nationalmuseum

El proceso artesanal para hacer globos terráqueos

El primer paso era construir la estructura esférica que serviría de base para el globo. Para ello, se utilizaban diferentes materiales como madera, metal, cartón o papel maché. Se podían hacer de diferentes tamaños, desde pequeños globos de sobremesa hasta enormes esferas de varios metros de diámetro. Algunos artesanos incluso incorporaban mecanismos para hacer girar el globo sobre un eje o para iluminarlo por dentro.

El segundo paso era elaborar los mapas que se pegarían sobre la superficie del globo. Para ello, se dibujaban a mano sobre papel o tela, siguiendo las fuentes cartográficas disponibles en cada época. Los mapas se dividían en segmentos llamados segmentos, husos o gores, que tenían forma de triángulos alargados y curvos, adaptados a la forma esférica del globo. Cada gore representaba una porción de la Tierra, y se debía recortar y pegar con cuidado para evitar arrugas o desajustes.

El tercer paso era decorar el globo con detalles como los nombres de los continentes, países, ciudades, ríos, montañas, océanos, etc. También se podían añadir elementos artísticos como dibujos de animales, plantas, barcos, escudos, banderas o personajes históricos. Estos detalles se podían pintar directamente sobre el globo o aplicar mediante estampación o grabado. Algunos globos incluso tenían relieve para representar las alturas del terreno.

El último paso era barnizar el globo para protegerlo del polvo, la humedad y el desgaste. Así se conseguía que los colores se mantuvieran vivos y que el globo durara más tiempo. Algunos globos también se montaban sobre un soporte o una peana para facilitar su exposición y manejo.

El proceso de fabricación de los globos terráqueos de George Philip & Sons Ltd

Unos de los vídeos más conocidos para explicar el proceso de creación de un globo terráqueo, es este de British Pathé, un archivo de noticiarios del mundo, en su canal de YouTube. Rodado en 1955, muestra el trabajo artesanal de la fábrica de mapamundis George Philip & Sons Ltd, que empezó su actividad hacía 1840 y estuvo activa hasta finales de los años 80.

Eerste Nederlandsche Globe-Industrie

Menos conocido es el vídeo, también de 1955, que muestra una mirada al interior de una fábrica donde se fabricaban globos terráqueos, la Eerste Nederlandsche Globe-Industrie en Zwolle (Países Bajos).

En la actualidad todavía se siguen haciendo globos terráqueos de forma artesanal. Una de las empresas más conocidas es Bellerby & Co. Limited, con sede en Londres (Reino Unido). En el ámbito hispano Don Mundo, ubicada en Buenos Aires (Argentina), es la empresa que sigue haciendo globos terráqueos artesanales. Y lo hace con un gusto exquisito.

¿Quieres aprender más sobre cartografía?

Para conocer más sobre el proceso cartográfico con software de última generación

Contacta
Contacta

¿Hablamos?

En SRM Consulting nos esforzamos cada día para ofrecer soluciones innovadoras a las empresas. Contacta para más información sobre nuestros servicios

Contacto

Ven a vernos, escríbenos o llámanos para cualquier duda o consulta

Dirección:

Calle Gobelas, 25 - 27; 28023 Madrid (España)

Correo-e:

info@srmconsulting.es

Teléfono:

+34 91 116 06 06

Cargando
El mensaje ha sido enviado. Gracias por contactar