Observación aérea de elementos en altura o de difícil acceso desde tierra.

Para proyectos industriales, especialmente en infraestructuras lineales, pueden realizarse tareas de inspección, supervisión y vigilancia comandados en remoto desde drones con suficientes capacidades y autonomía, en donde no es necesario que el equipo técnico esté presente en el lugar de la obra o instalación, aunque sí el piloto, pudiendo así evaluar la información capturada por el sistema y distribuida desde la nube o internet, minimizando costes de desplazamiento de personal para el seguimiento del proyecto.

Además, con este tipo de servicios, se podrá llegar a áreas no accesibles o peligrosas para el personal técnico en obras de ingeniería.

Debido al amplio conocimiento en el manejo y gestión de nubes de puntos desde un sistema GIS, se podrá almacenar toda la información disponible. Así, es posible ofrecer soluciones principio a fin, automatizando trabajos en campo y empleando tecnología Laser (LiDAR), obtención de imágenes en remoto desde Drones, modelos digitales de elevación, imágenes térmicas, captura en 3D de cables de tendidos eléctricos, conservar un histórico del avance de un proyecto con toda la información georreferenciada, etc.

Este tipo de proyectos se realizan de forma habitual, pero usando helicópteros y sensores muy costosos, lo que hace que un proyecto realizado usando este tipo de tecnologías anteriormente comentadas, minimice el trabajo y abarate el coste.

Y si tenemos todo esto… ¿por qué no llevar a la oficina la realidad en 3D del avance y estado de la obra y chequearlo periódicamente? Hasta hace pocos años esta pregunta no tenía respuesta, pero actualmente con nuestras soluciones sí.