SOS Video, realtime streaming y videos georeferenciados como apoyo en la gestión de crisis y catástrofes (2)

LA SOLUCIÓN : Ipsilum y GeoMotionVideo para gestión Uso de realtime streaming y videos georeferenciados como  apoyo en la  gestión de crisis y catástrofes.

Ver la primera parte del artículo: SOS Video (1).

Ver la tercera parte el artículo: SOS Video, realtime streaming y videos georeferenciados como apoyo en la gestión de crisis y catástrofes (3)

El streaming es un tipo de tecnología multimedia que envía contenidos de vídeo y audio a su dispositivo conectado a Internet Permitiendo consumir estos contenidos en línea sin tener que esperar a que se descargue al enviar y recibir datos en un flujo continuo a través de una red. Con el auge de plataformas  que lo proporcionan se ha vuelto muy popular y es usado de forma masiva.

Las empresas que proporcionan contenido en streaming necesitan servidores o plataformas en la nube para el almacenamiento y atender a las peticiones de conexión de los usuarios finales mediante  El buffer de datos que es una especie de almacén en el que se va guardando la señal que se va descargando y que, simultáneamente, se va reproduciendo por el  usuario consumidor del contenido en streaming que necesita una conexión a Internet fiable con una velocidad suficiente con al menos 2 Mbps (megabits por segundo), si ver contenido en HD o 4K, se debe disponer de una conexión aún más rápida, de al menos 5 Mbps. Lo que permite que mientras transmite contenido, los datos se envían al búfer, que guarda los siguientes segundos a transmitir.

El streaming y las descargas no son lo mismo. Cuando desea descargar un vídeo, el archivo se guarda en su disco duro y en la mayoría de los casos, solo se puede comenzar a ver una vez que la descarga haya finalizado,cuando que tenga el archivo completo, este ocupará espacio en el disco duro. Si se usan muchos vídeos de gran tamaño, podría ocupar rápidamente un gran espacio en disco. El streaming, por contra, comprime los datos en pequeños paquetes y los envía al dispositivo cliente, donde se descomprimen y reproducen sin ser necesario descargar el archivo por lo que no  requiere estar almacenado en el disco donde se reproduce. El vídeo se guarda en el búfer de forma constante, de modo que mientras está viendo un paquete de datos, el siguiente está en proceso de descompresión para que pueda ver todo el vídeo contínuo y sin cortes.

 El streaming en vivo funciona de forma parecida, el dispositivo generador del streaming se conecta a un servidor de medios usando el protocolo de transporte en tiempo real (RTP por sus siglas en inglés) y el protocolo de transmisión en tiempo real (RTSP). Esto permite que los archivos de vídeo se envíen en un formato más pequeño (comprimido) y después se verán con mayor calidad (descomprimidos) en el dispositivo consumidor. Mientras se está viendo, la transmisión se guarda temporalmente y se van mostrando en pequeños bloques de datos en el dispositivo y luego se borran. Así, no se recibe el archivo completo ; solo aquellas partes que necesita en cada momento para su reproducción.

La única desventaja del streaming surge cuando no tenemos el suficiente ancho de banda que puede provocar que el contenido se pare o entrecorte. 

El streaming en vivo está compuesto de 3 bloques,  la captura del contenido, el procesamiento y la plataforma de distribución.     

La captura del contenido se puede hacer desde una webcam, una cámara de video o desde un móvil.  

Para el procesamiento se utiliza un software o hardware que tomará la señal de video, lo comprime y lo encapsula en un protocolo de transporte (Normalmente se encapsula en RTMP). Una vez que se encuentra listo podrá ser enviado a internet.  

La plataforma de distribución es la que se encarga de recibir el video, y distribuirlo a las diferentes plataformas o dispositivos. Ya sea una plataforma de videojuego, una tableta o una televisión inteligente.

Dentro de la Plataforma Ipsilum tenemos todos los componentes tanto para procesar videos estáticos como la explotación de streaming en vivo y lo que es más importante su explotación con el resto de la tecnología permitiendo anotaciones georeferenciados colaborativos en tiempo real, elemento deseable en la gestión de crisis y catástrofes.

En primer lugar, se debe de definir para cada capturador de video, cual va a ser el streaming a crear, en que nodo de la tecnología eso se gestiona a través de los metadatos del sistema y se gestiona a través de componentes de atlas.

Los dispositivos de captura son variados, teléfonos móviles, cámaras tipo gopro, que pueden ser portados a pie y vehículos de todo tipo, siendo unos de los más favorables para su explotación los drones. Un elemento muy importante es la georreferenciación del punto de toma de los vídeos, tanto estáticos como en movimiento, para ello en dispone de la capacidad de enviar la información en el vídeo o de forma externa, lo que nos permite su explotación en GeoMotionVideo.

En el caso de streaming de video se dispone de varias posibilidades, que van de generar un streaming continuo suministrado desde un único dispositivo, a realizar un streaming sobre un mismo fichero que se para y se reanuda según las necesidades del trabajo a realizar y finalmente que el mismo fichero de streaming sea compartido por distintos dispositivos, de forma que cada una de las partes discontinuas del mismo sean suministradas desde distingos orígenes fijos o en movimiento. El procesamiento se realiza en el dispositivo depende del software instalado en el mismo, que puede ser en el caso una app diseñada para su uso, o una aplicación web que permite que se pueda generar el vídeo sin necesidad de tener instalación previa y que puede ser enviada desde ipsilum a cualquier usuario aportan una gran flexibilidad en cuanto al origen del streaming. En el caso de drones y cámara de acción o de solapa se puede hacer de forma externa o lo que es más normal usar dispositivos ya preparados de fábrica para realización de streaming, teniendo solo que  configurar los parámetros de la plataforma de distribución.

Para la distribución en Ipsilum se pueden tener tantos nodos de streaming desplegados como sean necesarios, de forma que el sistema puede crecer y adaptarse a las necesidades de operación.

En la parte de consumo de los vídeos está GeoMotion Video que nos permite tanto consumir videos grabados como vídeos en streaming.

Artículos relacionados

Hemos preparado 3 artículos sobre Ipsilum y el uso de GeoMotionVideo en la gestión de crisis y catástrofes:

Deja un comentario

EnglishGermanPortugueseSpanish